POR UN COMERCIO JUSTO

Imagen

Ayer iba en el autobús, al igual que todos los días. Pero, por desgracia, no como todos los días, conocí otra iniciativa con las cualidades necesarias para poder publicarse en este blog.

A mi lado había una mujer mayor sentada, igual a todas las demás, pero que llevaba en sus manos algo que llamó mi atención. Era una bolsa. Una bolsa normal y corriente, fabricada con papel reciclado, con el sello de una cadena de tiendas que desconocía. Comercio Justo: Una forma alternativa de comercio.

La Real Academia Española define el concepto “Alternativo” como “Aquellas actividades de cualquier género,  que se contraponen con los modelos oficiales comúnmente aceptados”. Entendemos como “alternativo” algo que se puede hacer de manera diferente, no significando esto peor. En el caso del comercio, al menos por los principios y la filosofía que mantiene, se podría decir que es mejor.

Al preguntarle acerca de su bolsa esta mujer que iba tan callada se alegró. ¿Qué hay mejor que compartir aquellas cosas por las que crees?                                  Entusiasmada, me empezó a contar que COMERCIO JUSTO era un sistema que pretendía mejorar todas las cualidades del comercio para que este fuese beneficioso para todos. Incluso me indicó varias tiendas en Madrid que llevaban a cabo esta filosofía. Al parecer, estos establecimientos recorren toda España, ¡Y yo sin saber de su existencia!

Si quieres saber dónde están dentro de tu comunidad, pincha Aquí.

Este sistema comienza en el año 1964, durante la conferencia de las Naciones Unidas sobre comercio y desarrollo. Allí, algunos grupos plantearon suplantar la ayuda económica hacia los países pobres por un régimen de apertura comercial de los mercados de alto poder adquisitivo. A día de hoy hay organizaciones de comercio justo en Europa, Canadá, Estados Unidos, y Japón. Existiendo más de 3.000 tiendas solidarias en todo el mundo.

Si te interesa conocer más a fondo la historia de esta organización pincha en elsiguiente link: http://www.elcomerciojusto.com/Comercio-Justo/Historia-3/

La razón de ser del Comercio Justo es la intención de ayudar a los países en vías de desarrollo creando relaciones comerciales éticas y respetuosas, donde ambos países salgan beneficiados. Su objetivo es evitar las grandes diferencias que existen entre el precio que pagan por un producto los consumidores de los países del primer mundo, y el dinero que se les paga a los productores tercermundistas. También pretende mejorar las condiciones de seguridad e higiene en el lugar del trabajo, fomentar la igualdad para las mujeres, proteger los derechos de los niños y salvaguardar las minorías, para que no se cometa ninguna injusticia.

Pero cierto es que no todo es un camino de rosas para esta iniciativa. Hay sectores que critican al comercio justo por las ayudas que reciben: Los dependientes de estas tiendas son voluntarios de ONGs, y los locales donde se establecen están subvencionados por organismos públicos.. No son críticas infundadas, pero la verdad es que el comercio justo es un sistema que tiene como objetivo último la igualdad, y algo así es normal que se fomente mediante ayudas.

Los medios de comunicación no permanecen ajenos a este fenómeno. Intentan concienciar al público de las ventajas del comercio justo e informan de sus campañas. En El Vaso Medio Lleno no vamos a ser menos, porque “Para disfrutar de un buen café, no hace falta que termine molido NADIE”.

Paula García Mora

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Internet también es solidario

En la actualidad se plantean infinidad de debates acerca del uso de internet. Se piensa acerca de los factores negativos y positivos de cómo está evolucionando este nuevo medio. Sin embargo separándonos de todos estas opiniones, se debe admitir que internet ha traído infinidad de cosas buenas a nuestra sociedad.

Gracias a la rapidez de internet, a la facilidad de comunicación que ofrece, la ruptura del tiempo y del espacio tal y como antes lo conocíamos… entre otras cosas, Internet nos permite dar pasos de gigante en numerosos ámbitos de nuestra vida privada, y profesional. Si conoces el medio, es increíblemente sencillo conseguirle sacar un gran partido. Y gracias a la fundación Bip Bip este pequeño paso para internet, pero enorme para las ONG, ya ha sido dado.

La fundación Bip Bip (fundación que pretende cambiar el mundo a través de la tecnología) ha creado una iniciativa en la que los llamados “micro voluntarios” pueden colaborar en tareas de corta duración como la elaboración de informes, soporte informativo, y demás tareas que necesitan las ONG en su trabajo diario.

Es cierto que, por los motivos que sean, muchas veces la falta de tiempo en nuestras vidas hace que en nuestra cadena de prioridades vayamos dejando la solidaridad al final de la fila. Esa maldita falta de tiempo, que nos impide dar todo lo que querríamos dar. Y eso es lo único que quieren las ONG; gente dispuesta a ayudar de la manera que sea. Y aquí surge esta “nueva forma de voluntariado”.

La misión fundamental de la fundación Bip Bip es favorecer la integración social de personas pertenecientes a colectivos vulnerables mediante las TIC (Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones). Cada ONG cuelga en la web sus necesidades en forma de “Microtareas”, y son los voluntarios los que, de forma altruista, en función de sus preferencias, de sus habilidades, y de sus posibilidades, se inscriben a las tareas que les parece oportuno. Se estima que estas “microtareas” pueden realizarse entre un periodo de 15 a 120 minutos. Eres tú quien elige el tema, y el tiempo estimado para cada microtarea.

Esta web también da la oportunidad de agradecer de alguna manera a los microvoluntarios, cada ONG puede otorgar “puntos Karma” como puntuación simbólica de agradecimiento por la calidad del trabajo realizado. Es, en general, una tarea muy sencilla, que aporta grandes resultados.

Es cierto que el voluntariado se debería de seguir realizando de la misma manera que siempre. Sin ningún medio más que una sonrisa, y las ganas de hacer algo bueno por los demás. Pero esta iniciativa no pretende cambiar eso. Solo amplia la baraja en la forma de poder ayudar. ¿No os parece genial?

http://www.microvoluntarios.org/

http://www.fundacionbip-bip.org/

Paula García Mora