El Señor Cipriano

El Señor Cipriano devuelve la confianza en el ser humano. Hace más de 60 años que su ONG da de comer a los pobres y un día en su Reparto de Alimentos nos sirvió para darnos cuenta de que la gente buena existe. Aunque tanto como él sea difícil de encontrar.
¿Queréis conocerlo?
Advertisements

¡Nos colamos en el Huffington Post!

¡El Vaso Medio Lleno ya se ha colado hasta en El Huffington Post! No os perdáis este artículo con la felicidad como titular en el que se habla sobre el libro “Hablemos Sobre Felicidad” de Juan Ramón Lucas y Sandra Ibarra.

Esta publicación está formada por conversaciones que invitan a disfrutar de la vida y a construir tu felicidad personal; una iniciativa que tenía que hacerse un hueco obligatorio en este blog.

Pero la sorpresa llega en el último párrafo de esta entrada del Huffington Post en la que Esther Cervera habla sobre El Vaso Medio Lleno citando nuestro trabajo. Así que leed hasta el final que vale la pena.
¡El Vaso Medio Lleno sigue creciendo!

http://www.huffingtonpost.es/esther-cervera/felicidad-como-titular_b_7087904.html

Portada-FINAL-trazado

¡Vuelve El Vaso Medio Lleno!

Después de mucho mucho tiempo, El Vaso Medio Lleno vuelve a ponerse en marcha. Esta vez con un formato totalmente renovado con el que esperamos seguir transmitiendo la misma energía positiva de siempre, pero con muchas historias nuevas que os sacarán más de una sonrisa (y de dos, y de tres).

De momento aquí tenéis una foto de la grabación de ayer en Sol como prueba de nuestra palabra, pero muy pronto empezaréis a conocer a nuestros próximos protagonistas que seguro que no dejarán indiferente a nadie. Historias de superación, vidas dedicadas a los demás, iniciativas optimistas… pero sobre todo mucho positivismo para demostrar que aunque a veces parezca complicado, el vaso siempre puede verse medio lleno.

¡Esto ya vuelve a empezar!

Grabación en Sol

¡LA RAZÓN DE TU SONRISA!

Hay ocasiones en la vida, en las que todo nos parece que va mal, nos sentimos solos, tristes y no tenemos ganas de ver el lado bueno de las cosas. Es justo en ese momento cuando te das cuenta de que esos sentimientos no tienen que llegar a afectarte porque tienes muchas razones para ser feliz. Es en ese momento cuando nos preguntamos ¿cuáles son las razones de tu sonrisa? Pregunta complicada para todos, sin duda.
 
Después de una encuesta realizada por El vaso medio lleno podemos sacar muchas conclusiones sobre aquello que nos hace feliz día a día.
 
La razón principal que encontramos en la mayoría de respuestas se centra en torno a la familia y los amigos. No hay nada en este mundo más real que la verdadera amistad. Ese apoyo básico que todas las personas necesitamos; saber que tenemos siempre a personas con quien contar día a día y saber que hay amigos que verdaderamente valen la pena. Porque la verdadera felicidad no es tener una multitud de amigos, sino pocos pero grandes amigos.
”También sonrió cuando veo a mis amigos conseguir sus propósitos, verles triunfar” afirma Norah, de Toledo.
 
Puede que tal vez encuentres un poco de felicidad en el dinero, en las amistades encuentres muchas alegrías, pero el amor solo lo encontraras en tu familia.
”Sonrió y me siento feliz las veces en que estoy con mis hijos. Es cuando me siento yo, y siento que cada pieza encaja en su lugar”. Vicente, desde Colombia.
 
No debemos olvidar el amor, que es desear con todas nuestras ganas la felicidad de alguien mas, aún más, que la nuestra. La mayoría de nuestros encuestados necesitan sentirse queridos para ser feliz. Ya que la felicidad no es posible sin el amor.
 
¿Podemos hablar también del recuerdo como razón para nuestra felicidad? Recordar es revivir todos aquellos momentos que causaron un impacto en nuestras vidas, y siempre podemos revivir algunos momentos que nos llenaron de felicidad.
”Sonrió cuando recuerdo a mi madre, sus ocurrencias, su manera de expresarse tan típicamente suya y melillense”, nos sigue comentando Vicente.
 
También hay lugar para los que ven en ayudar a la gente para sentirse realizado, ver como se lucha por un mundo mejor o compartir lo que se tiene como una manera para llegar a la felicidad.
 
Por detrás de todo situamos lo profesional. Solo un 20% de los encuestados nos hablan de los estudios o el trabajo, afirmando que también da felicidad.
”Estar estudiando lo que te gusta y estar pudiendo vivir la experiencia universitaria de estar estudiando fuera”, como dice Pepe, de Albacete.
 
Pero se puede ser feliz de diferentes maneras. Una de ellas es disfrutar de los pequeños detalles que nos da la vida.
”Me hace feliz un libro de Paulo Coelho, acabar un bote de crema, las letras de Sabina, caminar por Las Palmas con el iPod puesto, una nota de amor, las risas con mis amigas del alma, mi casa ordenada, conversar con mi abuela, las tostadas de mantequilla, echar una mano a alguien, reír viendo una peli, enriquecerme de las clases de teatro, envolver regalos, ver tantos sueños cumplidos y aun así querer mas”. Atteneri, de Las Palmas de Gran Canaria.
”Yo por ejemplo, cuando siento el sol en mi piel y miro el cielo siento libertad y ganas de disfrutar de las oportunidades y las miles de cosas que me quedan por vivir” declara Nerea.
 
Hay quien a pesar de todo, se basa en la filosofía para encontrar la felicidad. Hubo una respuesta que no pasó desapercibida. Esta es la respuesta de un hombre que estaba pidiendo en la calle y al que se le preguntó acerca de la felicidad. No tiene nada; no tiene casa, no tiene familia, vive en la calle y tiene que dormir con las piernas levantadas para que no se le hinchen las piernas. En ocasiones trabaja, pero le pagan 3 o 4 euros la hora.
”Hay una definición de felicidad de diccionario, pero luego creo que cada persona debería matizar esta definición ajustándose a cada uno. Yo no tengo nada, pero hay ocasiones en la vida en las que te toca algo y tienes que echarlo a la espalda y seguir adelante, yo lo hago buscando el lado filosófico”, nos dice este hombre.
 
En la sociedad actual tenemos muy presente la negatividad. La razón de esto es por todas las noticias negativas que aparecen en la televisión y en los periódicos. Aún siendo esto cierto, no debemos olvidar que todos los días se producen hechos que nos demuestran que también hay lugar para a felicidad. Una sonrisa significa mucho. Enriquece a quien la recibe, sin empobrecer a quien la ofrece. Dura un segundo pero su recuerdo, a veces, nunca se borra. Ahora te toca pararte un momento a pensar y preguntarte:
 
¿Cuáles son las razones de tu sonrisa?
 
 
Imagen
 
 
Vicente Ibáñez González