Hoy es mi día

Querido amigo:

No creas que te escribo en estas fechas navideñas por que sea consciente de que la gente se siente más solidaria y abierta a los demás. Te escribiría todos los días del año, pero hoy es mi día, y tengo algo que contarte.

Me gustaría decirte que cuando te conocí, algo dentro de mi se revolvió. Me acerqué a ti por simple curiosidad, pero cuando te conocí, sin que ni tú ni yo lo quisiésemos, me conocí a mi mismo.

No esperaba encontrar nada a cambio en lo que hacía, pero como todos suelen decir, así ocurrió. Quiero creer que todo tiene un sentido, y que no fui yo quien dio contigo. Tenía que ser así. Quizá fue casualidad lo que nos unió, pero no lo querría creer así, porque ahora estoy mucho más feliz, y no me gustaría dejar este sentimiento tan grande en manos del azar. No creo que nadie entre o salga de tu vida por accidente, pero sea como sea a mi me ha cambiado. Saber que eres más feliz gracias a mi, igual que yo lo soy gracias a ti. Y ¿por qué? Por casi nada. Por un mínimo esfuerzo que vale la pena. Por levantarme un poco antes por ayudarte, por no matar el tiempo sobrante con cosas sin verdadera importancia. Por sentir que estoy aquí por alguna razón, igual que tu también lo estás. Esa necesidad que sentimos de encontrar una razón para explicar todas esas causas perdidas que hay en el mundo, y rescatarlas al menos en nuestro interior entendiendo que no todo es perder o ganar. También son las cosas que nos enseñan, y las que nos hacen llegar a comprender la increíble capacidad que tienen de hacernos mejores. Esa necesidad humana de querer que tu vida merezca la pena, que a veces no es posible sin intentar al menos que otra vida totalmente ajena a ti recobre su sentido. Es nuestra razón de ser, la que nos ha ido haciendo como somos, la que hace que estés leyendo esto en este momento. Nunca sabes el poder que puede tener esa pequeña pieza de domino que puedes estar tirando, y al conocer lo bueno que puede ofrecer el mundo es casi imposible no querer devolverlo. Y si puedes, ¿por qué no ibas a hacerlo?

Amigo, feliz día del voluntariado.

Canalsolidario.org te propone muchas actividades solidarias desde las más concursos de tartas, recogida de juguetes en tu ciudad, hasta viajar hasta Senegal para ayudar a hacer posible un mejor comienzo del nuevo año que se acerca. Seguramente lo que recibirás al ayudar será uno de los mejores regalos de navidad que te hayan hecho nunca.

http://www.canalsolidario.org/causa/navidades-solidarias-y-responsables/3

Imagen

Paula García Mora

Advertisements

Llévalos a la escuela

En el mundo, más de 61 millones de niños que deberían ir a la escuela no tienen acceso a la educación. Más de la mitad se sitúan en África. Según la Unesco, la cifra ha disminuido de forma importante: en 1990 eran 105 millones; lo que corresponde casi a la población total de España e Italia juntas. Las mejorías más destacables han ocurrido tras el año 2000 (El fórum Mundial sobre la educación) y 2005. Sin embargo, desde entonces los progresos se estancan; muchas veces porque si el número de niños escolarizados sigue aumentando, la población lo hace todavía más rápido.

Imagen

Frente a estas cifras queda claro  que para paliar el problema quedan muchísimas cosas por hacer e iniciativas por crear. Llévalos a la escuela es una especie de campaña digital multi-soportes propuesta por OgilvyOne Madrid  para ING Direct y UNICEF. Primera “operación humanitaria 2.0”: ING apuesta por la interactividad para recolectar fondos en su combate con UNICEF. Gracias a una aplicación disponible sobre Apple Store y Android Market, podemos liberar niños de la calle y ofrecerles un acceso a la escuela.

Por ello hay que comprar la aplicación; (0,79€ ¡para una buena causa !), inscribirse y pegar su teléfono al ordenador. Un niño sale de la pantalla y sube dentro del teléfono. Todos los beneficios están íntegramente destinados al avance de los programas de educación en Zambia, India y Brasil. Una pequeña iniciativa llena de creatividad para un efecto máximo. Por mi parte ya está hecho: súper sencillo y muy divertido ¡Sonrisa garantizada!

Seguramente quedarán algunos escépticos para decir que se trata una vez más de una manipulación por parte de un banco con el fin de mejorar su imagen corporativa. Pero frente a los resultados constatados, me permito darle la vuelta a la cita de Maquiavelo y afirmar que aquí los medios justifican los fines. Porque hasta el momento Llevalos a la escuela ha conseguido más de 300.000 euros de donaciones y parece que ING Direct ha decidido perseguir la campaña de modo indeterminado. También cabe recordar que el Programa ING Chances for Children, fruto de un acuerdo entre ING Direct y UNICEF para una acción existe desde 2005. Y desde su lanzamiento, ha logrado la escolarización de más de 600.00 niños en situación desfavorecida.

“De la educación de su pueblo depende el destino de un país”

Imagen

Lucie Costamagna