Las tres heroínas de Newton

Hoy no voy a contaros una buena noticia. Es más, hablaré sobre la que ha sido la peor noticia de esta semana. Sé que no es lo que esperabais en un blog llamado El Vaso Medio Lleno, pero es que a veces no os imagináis lo difícil que es encontrar hechos positivos que contaros. Aunque, tampoco me he ido tanto del tema, sí es un poco de luz entre mucha oscuridad; algo a lo que agarrarse después de lo sucedido en Newton. ¿Por qué lo escribo en el blog? Pues porque aunque después del asesinato de 26 personas me niegue a denominarlo como ‘noticia positiva’, historias así también te conmueven, y te hacen pensar que siempre, pase lo que pase, todo podría haber sido peor. Os cuento.
Ellas son Victoria Soto, Anne Mary Murphy y Kaitling Roig, aunque en realidad podríamos llamarlas las heroínas del tiroteo del pasado viernes en el colegio Sandy Hook (Newtown, Connecticut). Las dos primeras dieron su vida por salvar a sus alumnos de 6 y 7 años, y la última tuvo más suerte ya que consiguió sobrevivir a la matanza escondiendo a sus 15 alumnos en un pequeño cuarto de baño. ¿Cómo hubieseis reaccionado vosotros de haber estado en su lugar? Sin duda, fingir que no pasa nada para no asustar a un gran grupo de niños de esa edad, aún sabiendo que se está produciendo una masacre a unos metros de ti, es digno de admirar como mínimo.
Y es que tenemos más datos sobre cómo actuaron estos ángeles, la cosa no se queda aquí. Por un lado, Anne Marie Murphy, una mujer de 52 años, falleció con heridas de bala protegiendo con su propio cuerpo a sus estudiantes. Así hallaron los policías a la fallecida, según indicaron las autoridades. Por otro lado, encontramos la indescriptible historia de Victoria Soto. La joven de 27 años estaba dando clase tranquilamente cuando escuchó los disparos del tiroteo. Entonces, su reacción no fue otra que esconder rápidamente a todos sus alumnos en un armario y dar ella la cara por ellos. Eso sí, como si de un juego se tratase con tal de que los niños de primero de primaria, permanecieran escondidos y en silencio. Entonces, el asesino entró en la clase donde se topó con la profesora. Ella, le explicó que sus alumnos se encontraban en el gimnasio. Fue entonces cuando él la hirió de muerte, y siguió su camino en busca de más víctimas.
Estas son las historias de estas tres personas que interpusieron las vidas de esos niños por delante de la suya propia. No siempre es fácil ver el Vaso Medio Lleno, y menos en tragedias así que ninguno de nosotros nos podremos explicar nunca. Aunque sí es verdad que sirven para hacernos entender que no todo en la vida tiene un por qué, ya que al menos yo, no soy capaz de meterme en la cabeza del chico que tenía aproximadamente mi edad y que fue capaz de cometer tal atrocidad. Por otro lado, tal vez sea hora de que Estados Unidos se replantee cambiar su reglamento de armas. Desgraciadamente, este tiroteo se suma a una larga lista de hechos de este tipo que han ocurrido en los últimos años. Algo falla.
En cualquiero caso, yo hoy solo quería hacerles un pequeño homenaje a estos tres reyes magos, que han hecho el mejor regalo de navidad del mundo que se puede hacer a unos padres; salvar la vida de sus hijos. Y a mí, sin duda, me da absolutamente igual un ser despreciable (es más que eso, pero no encuentro adjetivos ni para describirlo) llamado Adam Lanza del que no dejan de hablar todos los medios. Para mí, sin duda, las tres protagonistas de esta historia son ellas.
Heroínas de Newton
Elisa Cuevas Pomar

2 thoughts on “Las tres heroínas de Newton

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s