¡LA RAZÓN DE TU SONRISA!

Hay ocasiones en la vida, en las que todo nos parece que va mal, nos sentimos solos, tristes y no tenemos ganas de ver el lado bueno de las cosas. Es justo en ese momento cuando te das cuenta de que esos sentimientos no tienen que llegar a afectarte porque tienes muchas razones para ser feliz. Es en ese momento cuando nos preguntamos ¿cuáles son las razones de tu sonrisa? Pregunta complicada para todos, sin duda.
 
Después de una encuesta realizada por El vaso medio lleno podemos sacar muchas conclusiones sobre aquello que nos hace feliz día a día.
 
La razón principal que encontramos en la mayoría de respuestas se centra en torno a la familia y los amigos. No hay nada en este mundo más real que la verdadera amistad. Ese apoyo básico que todas las personas necesitamos; saber que tenemos siempre a personas con quien contar día a día y saber que hay amigos que verdaderamente valen la pena. Porque la verdadera felicidad no es tener una multitud de amigos, sino pocos pero grandes amigos.
”También sonrió cuando veo a mis amigos conseguir sus propósitos, verles triunfar” afirma Norah, de Toledo.
 
Puede que tal vez encuentres un poco de felicidad en el dinero, en las amistades encuentres muchas alegrías, pero el amor solo lo encontraras en tu familia.
”Sonrió y me siento feliz las veces en que estoy con mis hijos. Es cuando me siento yo, y siento que cada pieza encaja en su lugar”. Vicente, desde Colombia.
 
No debemos olvidar el amor, que es desear con todas nuestras ganas la felicidad de alguien mas, aún más, que la nuestra. La mayoría de nuestros encuestados necesitan sentirse queridos para ser feliz. Ya que la felicidad no es posible sin el amor.
 
¿Podemos hablar también del recuerdo como razón para nuestra felicidad? Recordar es revivir todos aquellos momentos que causaron un impacto en nuestras vidas, y siempre podemos revivir algunos momentos que nos llenaron de felicidad.
”Sonrió cuando recuerdo a mi madre, sus ocurrencias, su manera de expresarse tan típicamente suya y melillense”, nos sigue comentando Vicente.
 
También hay lugar para los que ven en ayudar a la gente para sentirse realizado, ver como se lucha por un mundo mejor o compartir lo que se tiene como una manera para llegar a la felicidad.
 
Por detrás de todo situamos lo profesional. Solo un 20% de los encuestados nos hablan de los estudios o el trabajo, afirmando que también da felicidad.
”Estar estudiando lo que te gusta y estar pudiendo vivir la experiencia universitaria de estar estudiando fuera”, como dice Pepe, de Albacete.
 
Pero se puede ser feliz de diferentes maneras. Una de ellas es disfrutar de los pequeños detalles que nos da la vida.
”Me hace feliz un libro de Paulo Coelho, acabar un bote de crema, las letras de Sabina, caminar por Las Palmas con el iPod puesto, una nota de amor, las risas con mis amigas del alma, mi casa ordenada, conversar con mi abuela, las tostadas de mantequilla, echar una mano a alguien, reír viendo una peli, enriquecerme de las clases de teatro, envolver regalos, ver tantos sueños cumplidos y aun así querer mas”. Atteneri, de Las Palmas de Gran Canaria.
”Yo por ejemplo, cuando siento el sol en mi piel y miro el cielo siento libertad y ganas de disfrutar de las oportunidades y las miles de cosas que me quedan por vivir” declara Nerea.
 
Hay quien a pesar de todo, se basa en la filosofía para encontrar la felicidad. Hubo una respuesta que no pasó desapercibida. Esta es la respuesta de un hombre que estaba pidiendo en la calle y al que se le preguntó acerca de la felicidad. No tiene nada; no tiene casa, no tiene familia, vive en la calle y tiene que dormir con las piernas levantadas para que no se le hinchen las piernas. En ocasiones trabaja, pero le pagan 3 o 4 euros la hora.
”Hay una definición de felicidad de diccionario, pero luego creo que cada persona debería matizar esta definición ajustándose a cada uno. Yo no tengo nada, pero hay ocasiones en la vida en las que te toca algo y tienes que echarlo a la espalda y seguir adelante, yo lo hago buscando el lado filosófico”, nos dice este hombre.
 
En la sociedad actual tenemos muy presente la negatividad. La razón de esto es por todas las noticias negativas que aparecen en la televisión y en los periódicos. Aún siendo esto cierto, no debemos olvidar que todos los días se producen hechos que nos demuestran que también hay lugar para a felicidad. Una sonrisa significa mucho. Enriquece a quien la recibe, sin empobrecer a quien la ofrece. Dura un segundo pero su recuerdo, a veces, nunca se borra. Ahora te toca pararte un momento a pensar y preguntarte:
 
¿Cuáles son las razones de tu sonrisa?
 
 
Imagen
 
 
Vicente Ibáñez González

6 thoughts on “¡LA RAZÓN DE TU SONRISA!

  1. Anoche no encontraba más razones para sonreír. Seguramente había más de las 3 o 4 razones de las que di, pero, cansado, no las hallaba en ese momento en mi mente.
    Hoy me levanté con este artículo del Vaso Medio Lleno y sonreí, y lloré. A veces se llora también de felicidad. Era y es cierto: hay muchas más razones para sonreír.
    Concuerdo completamente con que la principal fuente de felicidad es la familia: todo empieza y termina ahí. Los amigos verdaderos, los del alma, se convierten en nuestros hermanos. A veces los compañeros del trabajo se vuelven fraternidad eterna (tengo miles de camaradas de Armas).
    El vagabundo del artículo demuestra poseer una sabiduría vital muy difícil de encontrar.
    Enhorabuena y gracias al equipo por aportar estos granitos de optimismo por la gente! (muchos granitos forman un montón, y muchos montones cubren grandes extensiones🙂

  2. Que lindo artículo y por demás ocurrente!!!!
    Mueve el corazón, nos aleja del transcurrir de la cotidianidad y nos hace reflexionar !!!!
    En la introspección en relación de las razones de mi sonrisa, me he llenado de emociones y se me “ha piantado más de un lagrimón” como se dice en mi querido Sur.
    Me sonrío ante recuerdos entrañables de mi infancia rodeada de mis seres queridos, de aquellos que hoy ya no están y de aquellos que están, de mi inocencia perdida, de la ingenuidad de un comentario sincero, de tantos rostros que han marcado mi vida, de mis amigos verdaderos ….esos que llenan el alma y que siempre saben estar, de la picardía de una mirada cómplice, de todos y cada uno de los alumnos que han transitado por mi vida…… a quienes he enseñado y de quienes tanto he aprendido, de los ojos negros, puros y brillantes de mi sobrino, del gesto amable y comprensivo de mi tan querido Dr Phillips, de la alegría de quien amo cuando disfruta de sus libertades en la montura de su moto….Uyyyy tantas, tantas cosas!!!!
    Muchas veces vivimos una existencia colmada de vorágine, de responsabilidades……transcurrimos agobiados, agotados, sin detenernos un segundo a pensar, cuantas cosas lindas, verdaderas, legítimas existen en nosotros mismos y en lo que nos rodean.
    Más allá del sentimiento, he indagado un poquito sobre la naturaleza misma de la risa y la sonrisa…….. y he descubierto, que a diferencia de tantas cosas aprendidas y culturalmente condicionadas, constituyen expresiones innatas en el hombre, sin importar origen, color de piel, clase social, etc.
    Al parecer nos reímos y sonreímos desde el vientre materno, desde nuestra primigenia experiencia intrauterina,…..no es magnífico!!!!!. Además, los científicos afirman que al reírnos el cerebro produce dopaminas, serotoninas, noraderenalina, endorfinas, sustancias todas que reducen el dolor físico y emocional, proveyéndonos una sensación de bienestar. Y por si fuera poco, éstas mismas sustancias promueven en nosotros la creatividad, el entusiasmo, la tranquilidad, el equilibrio emocional y el robustecimiento del sistema inmunológico. No es una maravilla !!!!!!!
    Deberíamos seguir más a menudo la reflexión de Curzio Malaparte (escritor, dramaturgo y diplomático italiano) “cada vez que un hombre sonríe, añade un par de días a su vida”. Aprendamos a transitar nuestra existencia sonriendo más y siendo por ello más sabios. Menuda tarea, ¿No? Pero posible !!!!!
    Sabrina (Uruguay)

  3. Comencé leyendo este artículo por mera curiosidad, pero algo en él me ha llevado a releerlo. Ese algo es la realidad que hay detrás: las historias de carne y hueso, las personalidades que han sido encuestadas,…

    De verdad, por un momento mi cuerpo necesitó comenzar a llorar, y olvidé todas las presiones. Olvidé mi examen de mañana, olvidé que el fregadero necesita ser tratado… Lo único que me venía a la mente es que hay algo que nos une, siendo cada uno de un padre y de una madre: la necesidad de sonreir para ser felices.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s