Para que la vergüenza cambie de bando, y poder seguir llenando el vaso


“Homo homini lupus” (el hombre es un lobo para el hombre, Thomas Hobbes). A defecto de tener una cita favorita, esta es sin duda la que más me repugna. Pero, en ciertos momentos, llego a preguntarme si no me mantengo en una enorme burbuja casera hecha de un exceso de idealismo.

Bien; la noticia que os traigo es de las que consiguen ponerme en este estado y más allá de la cólera. Se llama Nina, y actualmente se le ha reconocido la invalidez del 80% pues se ha vuelto obesa a causa de sucesivos tratamientos antidepresivos. ¿Qué ocurrió? En 1999, durante seis meses, fue víctima de violaciones colectivas a diario, en Fontenay sous-bois, una localidad a las afueras de París. “ A veces había allí tanta gente, que todo el mundo no podía pasar” resume uno de sus presumidos agresores. La justicia ha nombrado hasta diecisiete chicos.

Era una tarde de septiembre. La joven, en aquella época de dieciséis años, volvía sola del cine. Por el camino, se encontro con una pandilla de jóvenes, algunos eran conocidos. El más atrevido, le pasa el brazo alrededor del cuello, los demás la rodean. Le fuerzan a subir al último piso de una torre; la golpean, la violan, mofándose. Vuelve a su casa anonadada; si habla, queman su casa. Y así, de mal en peor sucesivamente durante semanas, meses, se unen más chicos.

Hasta un día, en el que, por fin, un chico se atrevió a gritar “¡Piraos!” mientras abusan de ella en un sótano. Pero durante varios años cuando se cruzan con ella tres de sus agresores siguieron golpeándola. Porque claro, no tenia los recursos suficiente para mudarse. Un día cayó inconsciente, se rindió en una unidad medico-judicial y se decidió a hablar. Lo contó todo. Y gracias a ella los investigadores han encontrado otra victima.

En el momento el que se escribo el juicio se ha terminado. Tras años de investigación solo cuatro de los acusados han sido inculpados y con penas más bien ligeras: de tres años de condena condicional hasta un año de encarcelación. Nina comenta “Más o menos, pueden escribir en el código penal que violar esta permitido”. Desde entonces el tribunal contestó la decisión y las manifestaciones siguen teniendo lugar. Y ella sigue viviendo en el mismo barrio, en compañía de sus verdugos.

Me vais a decir ¿Por qué traer una noticia tan siniestra a un blog que supuestamente trata de noticias positivas? Pues eso; porque quiero dar la gracias a todas estas mujeres,  hombres ,chicas, chicos, niñas y niños que se atreven a denunciar, y de paso dedicarles una ola, por su coraje. Porque con el silencio no se consigue nada. Porque solo es denunciando como conseguiremos que la gente se de cuenta que atentar a una persona de esa forma es como atentar a su vida. Denunciar, sensibilizar, castigar y erradicar. Para poder seguir llenando el vaso.

Y de paso acabo con una cita mucho más de mi agrado: “Nunca será tarde para buscar un mundo mejor y más nuevo, si en el empeño ponemos coraje y esperanza” – Alfred Tennyson.

Manifestación en París para contestar el juicio

http://www.lesinrocks.com/2012/10/16/actualite/manifestation-feministe-verdict-du-proces-des-viols-collectifs-fontenay-11313896 (Para los francófonos)

Lucie Costamagna

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s